Japón


A raiz de la inauguración del Museum of Contemporary Art en Nueva York, diseñado por SANAA, he revisado la corriente japonesa que este estudio lidera y me he dado cuenta que abordan los proyectos con una falta total de prejuicios, una audacia y una valentía digna de envidia occidental. Nadie como ellos consigue esa levedad en sus edificios, que parecen a punto de desmaterializarse pero que al mismo tiempo son construcción pura y dura. Aunque a veces estén muy lejos de nuestra sensibilidad formal, creo que hay mucho que aprender de esa manera de proyectar. Para quien quiera más, un enlace a una entrevista con SANAA.

1 comentario:

Helena dijo...

La verdad es que es muy triste que tengamos tantos prejucios.
Llevo siguiendo la trayectoria de Kazujo Sejima un tiempo. Su capacidad para integrar los proyectos es increible y digna de ser estudiada.Completamente diferente a nuestra manera de pensar y de construir pero una interesante manera de vivir para los japoneses.
El problema es que nosotros seguimos con la misma mentalidad (me refiero a los occidentales) y, al fin y al cabo, esa es para la que construimos. Para cambiarla hay que ir poco a poco y mientras tanto, admirar a los pocos japoneses que se atreven a venir a occidente.

PD/Buen blog!! :)